Inicio > 1. India > La muerte y los konyaks

La muerte y los konyaks

Shiyong tiene su pequeño cementerio, donde entierran a sus muertos tras la conversión al cristianismo. Pero no siempre fue así, antes tenían sus propias formas de lidiar con la muerte.

Los konyaks, antes de la conversión no tenían dioses ni veneraban a ningún ser en especial. Su cultura era la del los espíritus, la de la otra vida, no una vida eterna en el paraíso o en el infierno, sino un mundo de espíritus separado del de los vivos. Y de ahí todos los rituales chamanísticos y su manera de lidiar con la muerte.

Cuando una persona moría, se le enrollaba en una tela hecha de bambú y se le colgaba de un árbol a las afueras del pueblo, para que los animales del campo, pájaros, bacterias, se lo coman hasta que sólo queden los huesos. Y esos huesos eran depositados en un lugar especial también en el campo con sus pertenencias. Ya que no existe el testamento en esta sociedad, te llevas a la tumba todas tus pertenencias, no vayas a quedarte con algo y vuelva el espíritu a por ello…

Pero desde la llegada del cristianismo, esta práctica ha terminado y ahora a los muertos se les entierra. Las tumbas están hechas de bambú pero encima de ellas hay unas pequeñas chozas con cubos de plástico donde se meten todas las pertenencias del difunto. Así, aun no manteniendo sus costumbres tal como eran, hacen una mezcla entre el cristianismos y sus prácticas ancestrales de lo más interesante.

Espero que no haya dado mucho “yuyu” esta entrada!

Anuncios
Categorías:1. India
  1. m@thew
    01/06/2010 en 19:20

    Hola Javier, que tumbas tan raras, comparado con Madrid, eso parece un contenedor (sin ofender), ¿no estarán alli por haberse comido las ratas o cosas de esas?
    uN BEsAzO MAteO

  2. casilda
    01/06/2010 en 19:31

    Hola Javier, me preguntaba cuanto trabajo costara hacer esa tumba y cuanto tiempo tardaran.
    En la tercera foto hay una sombrilla con flores, ¿es una pertenencia del que se ha muerto o es un decorado? yo creo que es una chica la que se ha muerto, por las flores.
    Por cierto de donde sacan los cubos de plastico azules? me puedes enseñar una tienda suya o lo que sea de donde lo sacan.

    34567 DE BESOS Y 4862 DE ABRAZOS ENORMES CCAASSIILLDDDDDAAAAA¡¡¡¡¡

  3. Blanca
    01/06/2010 en 20:12

    Si en este mundo, en este que llamamos el primer mundo, tuvieran que enterrarnos con nuestras pertenencias, me parece a mí que no habría cubos lo suficientemente grandes!…vaya lecciones tan buenas que estamos aprendiendo con tus relatos y tus fotos. besosssss

  4. Ana lo
    01/06/2010 en 20:37

    Hola Javier aunque hace tiempo que por distintos motivos habíamos dejado de seguir tu apasionante y didáctico viaje, nos hemos puesto al día con esas imágenes y descripciones tan geniales y, aquí estamos dispuestos a acompañarte en este tramo final. Nos ha parecido increíble lo de su conversión, el aspecto de las tumbas, la cesta azul y la sombrilla…
    Nos ha recordado lo que decía Delibes “Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales”

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: