Inicio > 3. Myanmar > Tangoo, una parada inesperada

Tangoo, una parada inesperada

Tangoo quizás no sea una de esas ciudades que haya que visitar, y quizás no haya una buena razón para hacerlo y gastar un par de días de Myanmar en este pueblo a medio camino entre Mandalay y Yangon. Pero tuve un soplo, de un hotelito y un pueblo que bien merecían una visita. Y los soplos valen más que cualquier Lonely Planet y no me arrepiento en absoluto de haber hecho caso a mi buen amigo Ramón!

Y la razón que me dio Ramón para venir a Tangoo fue un pequeño hotel: el beauty guest house, a las afueras del pueblo con unas vistas impresionantes a los campos de arroz y a las montañas a lo lejos. Otro de los atractivos de este hotel es su majestuoso e interminable desayuno, en el que una vez que te sientas empiezan a sacarte platos y platos con distintas delicias, desde samosas indias, curry de verduras, churros, tortitas, papaya, mango, plátanos, lentejas, café, té, zumo, huevos…. vamos uno de esos desayunos que uno no olvida fácilmente.


Pero la principal razón para acabar aquí fue un pequeño pueblo, al otro lado de las plantaciones de arroz, donde es una pasada sumergirse, y sentir de nuevo ese subidón de adrenalina quizás, por sentir la hospitalidad y el cariño de la gente, ese que hacía ya un tiempo no sentía de una manera tan tan descarada. Y es que al entrar por el pueblo te descubre un pequeño niño que corre la voz y en menos de tres minutos te ves rodeado de niños que se hacen fotos contigo y te van llevando a sus casas para que conozcas a sus padres, siempre claro está sin hablar ni una sola palabra de inglés.


Todo esto bajo una agradable y esperada lluvia monzónica la cual no ha dejado de caer desde hace un par de días y no se lo que durará.



Pero bueno, el caso es que pequeños pueblos como Tangoo que no tienen en principio nada emocionante, pueden proporcionar aventuras increíbles, simplemente adentrándote en los pequeños pueblos de los alrededores con una sonrisa en la cara y empapado hasta los huesos.

Anuncios
Categorías:3. Myanmar
  1. Javier Moro
    07/07/2010 en 17:03

    ¡Que bueno, que interesante, que sencillo es y que bien contado está todo tu blog! Te felicito de verdad, Javier. Estoy disfrutando de esos lugares que tanto me gustan gracias a ti.

  2. 08/07/2010 en 2:14

    Increible compadre!
    Que rico que hayas pasado por allá y tuvieras esa experiencia…no se como hecho de menos esos mangos que me daban ahí.
    Un gran abrazo amigazo.

  3. Monsito
    09/07/2010 en 23:03

    Hola Javierete!!! llevaba tiempo sin entrar…! me han encantado esas caras amarillas de Birmania, que sigas bien, ya eres un viajero veterano!! me pongo en tu lugar miro hacia atrás y…no te parece que casi ya no recuerdas cómo te has metido en esta vida? has multiplicado tu existencia primo…enhorabuena!!! Te mando fuerzas para que sigas tu camino hasta donde te lleve!!

    Un abrazo muy muy fuerte!!! mañana marchamos Lei y yo 2 semanas por Portugal de furgoneteo, estás en nuestros pensamientos..que lo sepas!! aguuuuur!!!

  4. 29/08/2017 en 7:54

    Right now it looks like Drupal is the top blogging platform out
    there right now. (from what I’ve read) Is that what you are using on your blog?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: